Categoría : Noticias veterinarias
Perro

La rabia continúa siendo una de las zoonosis más graves a nivel mundial. En nuestro país, desde el mes de septiembre del año pasado ya son 11 los casos de perros diagnosticados en Melilla lo cual debe de ser un importante motivo para no olvidar el peligro que la misma supone. Pero no debemos de olvidar otras zoonosis que actualmente han surgido, así como los riesgos derivados de la migración de personas acompañados de sus mascotas como actualmente está ocurriendo con la guerra de Ucrania.

Ante esta situación, la Real Academia de Ciencias Veterinarias de Andalucía Oriental como entidad científica, ha emitido un informe con el asesoramiento de un importante grupo multidisciplinar de especialistas y la colaboración de 8 colegios profesionales sobre “Recomendaciones sobre la gestión del control de animales susceptibles: el papel de los Colegios de Veterinarios como entidades coordinadoras. Modelo para otras emergencias sanitarias” donde realizamos una serie de reflexiones y aportamos un conjunto de ideas, que emplacen a los colegios de veterinarios a ser pieza clave central organizativa entre los clínicos y la administración. A través el mismo también queremos revindicar nuestro papel fundamental como sanitarios y la relevancia que tiene nuestra profesión dentro de un mundo One Health salud animal, salud pública y salud ambiental).

Resumen del informe

El veterinario en su ejercicio privado libre o público supone una pieza fundamental en la prevención y control de la rabia, así como otras zoonosis. La adecuada centralización y coordinación a través de los Colegios Profesionales de las actuaciones efectuadas por los primeros en relación con dicha enfermedad u otras zoonosis incrementaría notablemente la eficacia de su función y agilizaría todos los trámites con las Administraciones públicas.

El presente informe aporta recomendaciones específicas centradas en cuatro aspectos para poder conseguir este propósito: Formación, logística, prevención y financiación.

Recomendaciones:

  1. Todas las políticas migratorias humanas establecidas a cualquier nivel de las administraciones públicas deberían estar interrelacionadas con las políticas de salud animal y salud pública íntimamente conectadas, considerando el importante número de mascotas que suelen acompañar a estos movimientos de personas. Por tanto, los profesionales veterinarios y sus entidades científicas deben ser un miembro activo y participa r en estas discusiones y acciones políticas.
  2. Este aspecto debería estar enfocado bajo una perspectiva One Health (salud animal, salud pública y salud ambiental), donde independientemente de los aspectos sanitarios se incluyen otros ámbitos como el bienestar animal, el bienestar emocional de los propietarios, etc.
  3. Creemos que medidas que agilicen y haga más fácil la aplicación de todas las normativas vigentes para el veterinario clínico de primera línea, pasaría por emplear a los Colegios de Veterinarios como órganos coordinadores entre el veterinario clínico y la administración pública. La creación dentro del Colegio de un coordinador de zoonosis permitiría un acceso más rápido, fácil y organizado a los mecanismos establecidos.
  4. Asumido este papel, el Colegio debería de aprovecharlo para completar e implementar algunas medidas que creemos son puntos críticos y cuya mejora podría ayudar a un mejor funcionamiento de todas las estrategias y protocolos existentes. Estas medidas se basan principalmente en estrategias de formación, información, logísticas y de potenciación de la vacunación.
  5. Se necesitan pautas de comunicación precisas y simples para informar al público propietario de mascotas sobre la importancia de las zoonosis tanto sobre su salud como la de sus propios animales. En este aspecto es fundamental comunicar al propietario que el veterinario es un “amigo” fundamental para garantizar la salud tanto a nivel animal como humano.
  6. Para una gestión mucho más eficaz de este tipo de políticas de control o frente al manejo de zoonosis recomendaríamos crear un comité de expertos en salud animal y entidades científicas, que, frente a cualquier alarma, se adelantara a las circunstancias y emitiera informes prácticos de cómo debería ser abordada la crisis. Es una de las maneras de revindicar y poner en valor el papel del veterinario como sanitario garante de la salud pública.

PRESENTACIÓN: VIERNES 15 DE JULIO DEL 2022, A LAS 20 HORAS. SEDE COLEGIO DE VETERINARIOS DE MÁLAGA. Información del Evento

En la Web: